Evaluación Psicológica

Evaluación Psicológica

¿Qué es una evaluación psicológica?

Una evaluación psicológica es un proceso de recogida de información dirigida por un psicólogo especializado, mediante diferentes técnicas y herramientas (test y entrevistas) creadas para este fin. La finalidad para la que se realiza el proceso de evaluación psicológica determina las pruebas y el posterior informe. Normalmente la evaluación aporta información sobre el funcionamiento y capacidades de la persona en determinadas áreas, y ayuda a predecir el comportamiento y funcionamiento en el futuro.

La evaluación psicológica es el paso previo para construir la intervención o tratamiento psicológico ante un trastorno clínico.

La evaluación infanto-juvenil mantiene algunas similitudes con la de los adultos, especialmente en cuanto a la necesidad del estudio científico de conductas y de contar con instrumentos fiables (que sean necesarios en la medición) y válidos (que miden la variable que pretenden medir y no otros). Sin embargo, la evaluación con niños supone un gran reto para el profesional y requiere de conocimientos y técnicas especiales. El niño es un “ser en desarrollo”, en permanente cambio y, aunque este desarrollo se puede considerar que se da a lo largo de toda su vida, es en la etapa infantil y adolescente cuando se dan los cambios biológicos y conductuales que más trascendencia tendrán en la “construcción” de la persona adulta.

El pronóstico evolutivo del trastorno varía en función de las diferentes edades en que se ha iniciado el mismo, condicionante, a su vez, la gravedad y posible cronicidad de los síntomas.

Para nosotros, en el centro de psicología INFANS la evaluación psicológica debe ser, en todos los casos, lo más exhaustiva posible, y debe tener el objetivo de localizar el origen de las dificultades o de detallar los procesos psicológicos que se quieren valorar, evaluando tantos subprocesos o aspectos como sean necesarios. En función de la necesidad y la demanda de consulta, así como del ámbito en el que se encuadre la evaluación, ésta podrá comprender el estudio y análisis de aspectos emocionales, conductuales o de interacción social, de capacidad cognitiva , y de habilidades o personalidad.

Hay que tener en cuenta que, cuando más precisa sea la evaluación, más individualizado y ajustado será el plan de trabajo terapéutico (tratamiento) y, por tanto, mayor eficiencia garantizará.

Objetivos

En el caso de los niños y adolescentes el objetivo de una evaluación psicológica siempre es conocer los aspectos evolutivos, madurativos, de desarrollo, intelectual, cognitivos, emocionales y afectivos:

1. Conocer las causas y factores que intervienen en el origen, desarrollo y mantenimiento del problema. Identificar los factores de riesgo en el entorno familiar, escolar y social del menor.
2. Conocer las fortalezas del menor. Identificar los factores de protección del entorno familiar, escolar y social del menor.
3. Conocer el desarrollo psicobiológico del niño. ¿Cuáles son los signos, síntomas, síndromes o enfermedades que presenta o ha presentado.
4. Evaluar las dificultades conductuales, emocionales y / o relacionales.
5. Evaluación de las Funciones cognitivas.
6. Hacer el juicio clínico en base a los datos obtenidos: realizar el diagnóstico, o bien, la valoración o orientación diagnóstica.
7. Elaborar y aplicar el plan de Intervención Terapéutico (tratamiento).

En una valoración psicológica las fuentes de información son diversas: el propio menor, su familia y su contexto escolar son las más relevantes.

¿Cuando es necesaria una evaluación psicológica?

Como regla general, es necesaria la consulta y evaluación psicológica cuando un menor presenta conductas inadecuadas ya sea por acción u omisión (siempre que no sean esperables por edad y / o por su cultura), si estas conductas inadecuadas son frecuentes (persistentes en el tiempo) y cuando la magnitud de estas conductas es excesiva y / o cursan con un deterioro significativo en el rendimiento escolar o en las relaciones con su familia o compañeros causando un malestar y sufrimiento significativos.

En el centro de psicología Infans realizamos evaluaciones y exploraciones psicológicas desde un abordaje integral ofreciendo un servicio especializado de diagnóstico, asesoramiento y tratamiento de las problemáticas características de la infancia y la adolescencia que afectan y alteran el rendimiento escolar, los aprendizajes y la adaptación escolar, las relaciones sociales y la adaptación social, la conducta y el estado de ánimo del menor que las padece.

Las exploraciones psicológicas que se realizan en el centro INFANS son referentes a las siguientes problemáticas en el ámbito infanto-juvenil:

– Trastorno por Déficit de Atención / Hiperactividad (TDA-H)
– Trastorno Específico del Aprendizaje (subtipo: lectura, escritura, cálculo)
– Trastorno Depresión Infantil
– Trastorno de Ansiedad Infantil (subtipo trastorno de ansiedad por separación, fobias, trastorno de ansiedad social, agorafobia, trastorno de ansiedad generalizada)
– Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)
– Trastornos disruptivos, del control de los impulsos y de la conducta (subtipo: trastorno negativista desafiante, trastorno explosivo intermitente, trastorno de la conducta, trastorno de la personalidad antisocial)
– Procesos adaptativos (separaciones, duelos y otras dificultades familiares o sociales)
– Trastornos somáticos (enuresis, encopresis y cefaleas, entre otros)

¿Cómo realizamos una evaluación psicológica en el centro de psicología INFANS?

En el centro de psicología INFANS realizamos evaluaciones y exploraciones psicológicas desde un abordaje integral ofreciendo un servicio especializado de diagnóstico, asesoramiento y tratamiento de las problemáticas características de la infancia y la adolescencia que afectan y alteran el rendimiento escolar, los aprendizajes y la adaptación escolar, las relaciones sociales y la adaptación social, la conducta y el estado de ánimo del menor que las padece.

La evaluación y exploración psicológica del niño / adolescente en el centro de psicología INFANS sigue la siguiente estructura:

1ª Visita con los progenitores
Esta primera visita es en realidad una entrevista con los progenitores. Es un espacio exclusivo para los padres para que expongan cómodamente su preocupación para con su hijo. Durante esta entrevista se recoge el motivo de consulta y se realiza la anamnesis o historia clínica del menor. En esta primera visita se entregan a los padres cuestionarios y tests para que los contesten siempre en referencia al menor evaluado en el contexto familiar y que complementan el motivo de consulta expuesto.

Fase de Valoración y Exploración del motivo de consulta
Esta fase puede comprender alrededor de unas 6 visitas con el niño o adolescente y siempre se realizan en consulta en horario de mañana. Esta fase de valoración y exploración podrá comprender el estudio y análisis a través de herramientas e instrumentos diseñados para tal fin de aspectos emocionales, conductuales o de interacción social, de capacidad cognitiva, y de habilidades o personalidad, siempre en función de la necesidad y la demanda de consulta.
Durante esta fase de valoración y exploración y siempre con el consentimiento de los padres, se realiza una coordinación con el contexto escolar y también se entregan cuestionarios y test a la maestra del menor para que los conteste siempre en referencia al menor evaluado en el contexto escolar.

Sesión de Devolución
A partir de la información recogida del contexto familiar, escolar y de los datos aportados por los diferentes tests y cuestionarios administrados al menor evaluado elabora el informe psicológico donde se expone toda la información recogida, los resultados obtenidos y se realiza el diagnóstico o la valoración diagnóstica. Este informe se explica y se entrega a los progenitores en la sesión de devolución poniendo punto y final a la evaluación psicológica. En esta misma sesión de devolución se explica a los padres el plan de trabajo terapéutico o tratamiento que se elabora en base a los resultados obtenidos en la evaluación psicológica para que sea lo más personalizado posible, indicando los objetivos terapéuticos y el tipo de intervención a seguir:

• Psicoterapia (individual y / o familiar)
• Reeducación psicopedagógica
• Rehabilitación cognitiva