Método Glifing

Gran parte de los problemas académicos en primaria y secundaria derivan de las dificultades en lectoescritura. Estas dificultades pueden suponer un obstáculo para el desarrollo escolar y la adquisición no sólo de la lectura y escritura sino también del resto de aprendizajes, situándose de esta forma como una de las principales causas del fracaso escolar.

Sin embargo, si convertimos la lectura en un juego transformaremos el proceso lector en algo divertido y motivador. Esto es lo que pretende el método Glifing, que entrena el cerebro teniendo siempre en cuenta la motivación del alumno y cuidando su autoestima.

¡¡¡ CONVERTIMOS LA LECTURA EN UN JUEGO !!!

Los niños y niñas disfrutan a la vez que mejoran sus habilidades de lectura

La lectura es un proceso complejo que requiere la activación de mecanismos mentales y cognitivos como la atención y la memoria, pero también de otros procesos como los visuales, auditivos y lingüísticos que deben coordinarse para conseguir descodificar y entender.

Qué es el método Glifing?

  • Glifing es un método de entrenamiento sistemático de la LECTURA a través de  un programa informático (videojuegos) que permite adaptarse a las necesidades de cada alumn@.
  • Se basa en la PLASTICIDAD CEREBRAL, partiendo de  la premisa que el cerebro se puede entrenar i mejorar.
  • Se entrena entre 15 y 20 minutos al día 4 días a la semana con los padres haciendo uso de un ordenador o tableta.
  • Es un entrenamiento PERSONALIZADO y ADAPTADO por parte del PROFESIONAL a cada caso concreto.
  • A partir de los 4 AÑOS de edad y hasta la edad ADULTA.


Mejora la velocidad y la comprensión lectora en muy poco tiempo.


Mejora la seguridad, confianza y el rendimiento académico.


Mejora la actitud hacia la lectura y hacia las tareas escolares en general.


Mejora la autoestima.

¿Quieres saber más?, descárgate el tríptico para familias

Descargar

¿Cuales son los objetivos?

La plasticidad cerebral

¿Qué es la plasticidad cerebral?

Claves del éxito:

  • Se enmarca dentro del enfoque RTI (“Respuesta a la intervención”) porque evalúa constantemente el rendimiento del alumn@. Esta baremación continua permite orientar al profesional sobre qué aspectos está mejorando el alumno y cuáles deberían seguir trabajando.
  • Se evalúa la velocidad y la precisión lectoras de forma rápida y amena. Así, en pocos minutos, se puede conocer el perfil lector del niño/a de forma precisa y objetiva. Se analizan los datos y se sabe en todo momento qué es exactamente lo que el niño/a necesita trabajar.
  • Como cuando practicamos un deporte, la constancia y la intensidad son la clave del éxito del entrenamiento. Con el entrenamiento, desciende el número de errores y aumenta la velocidad lectora. El resultado es una lectura más fluida y una mejor comprensión.
  • Se adapta a cada alumn@ con un entrenamiento de carácter lúdico, en un entorno virtual, graduado y motivador.
  • Está baremado: se va reubicando el alumno a medida que va entrenando, lo que permite ir comparándolo, tanto con su grupo de referencia (sobre todo al principio) como consigo mismo (a lo largo de todo el proceso).
  • Asesoramiento continuo.

 

Quién puede utilizar el método Glifing?

Con el método Glifing no sólo pueden mejorar los niñ@s disléxicos, sino también niñ@s con:

  • Trastornos del aprendizaje
  • Trastorno Específico del Lenguaje o TEL
  • Trastorno del Espectro Autista o TEA
  • Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad o TDAH
  • Síndrome de Down
  • Parálisis Cerebral
  • Retraso lector de cariz madurativo

Así como también niñ@s que tienen un nivel adecuado de lectura pero quieren leer con más soltura.

¿Entonces, te animas a entrenar tu habilidad lectora?

¡Si te han quedado dudas, contacta con nosotros y pide información sin compromiso!